0

10 Cumbias de Chili Fernández

Chili

El 26 de mayo de 1984, Marcela y Carlos traían al mundo a alguien capaz de derrotar al nihilismo más fundamentalista con el don de hablarle a la vida con corazones. Cuentan que, de criatura, su sueño era poder cantar sus canciones. Estamos hablando de Carlos Augusto CHILI Fernández: romántico,  multiinstrumentista, geminiano, padre y argentino.

Cuando con el nuevo milenio nos abatía el dolor, la marginalidad y la abulia, él no eligió el revisionismo para sacarnos de la escoria, eligió la esperanza. Encarnó,  junto con Menty, Richie, Dany y David, el proyecto ideal para llevarnos hacia la magia. Los que creemos en el amor, elegimos a Chili con Los Mensajeros Del Amor.

Una vez aplacada la crisis nacional, Chili, así como Manuel Belgrano (Géminis) encaró la cruzada de la carrera solista. Después el Gran Rex, Momentos, y la eternidad. Por eso, en su día, lo volvemos a elegir y te lo mostramos en #10Cumbias.

Chili

Él soy yo – Los Mensajeros del Amor

Entrada triunfal (sí, apareció en Videomatch). Podemos decir que un alto porcentaje mensajero conoció esos ojos azules a partir de esta canción, la segunda del disco de las estampillas que tenemos dibujadas en el chope.

No pierdas de vista al Oso Arturo.

Hoy mientras – Los Mensajeros del Amor

AY, HOMBRE. Otro hit inconfundible. Nada de “carpe diem” y falso amor universal: Chili propone aprovechar el momento que se tiene en la mano para acariciar y enamorar a quien nos quita el sueño.

“Si te vas, que te vaya bien. Buscá alguien que te trate bien y no seas una mala niña, amor. Sabés que te quiero”.

Ya no soy el niño – Los Mensajeros del Amor

Una joya de su segunda placa: #Adelanto. El rubio abre los ojos y despacha a una zorra  que se fue y quiere volver. Él creció, no es “el pequeño que engañaste aquella vez” y refuerza: “Hoy vienes a decirme que no has podido olvidar mi forma de amar, que olvide lo pasado y que volvamos a empezar. No creas que aún vive en mí el amor que por ti lloré”.

Tan contundente como cordial. Impecable.

Princesa – Los Mensajeros del Amor

ÉCHALE. Chili con su bandoneón y su letal dulzura hizo algo especial para que entres a tu fiesta de 15.

La Princesa se deja llenar la cabeza con las palabras de sus cortesanos. El rubio lo soporta, pero luego se va. “Princesa, estrella de amor, que seas feliz. Te amo, lo sabés bien, mi amor”. Lloré.

Me estoy muriendo

Me estoy muriendo como un perro abandonado, mi corazón envenenado ya casi deja de latir”. Horacio Guarany, Oliverio Girondo, Leonardo Favio, Pablo Neruda y Walt Whitman no entendieron nada.

El clip es hermoso #Imperdible.

Loco por volverte a ver

No es la mal lograda pieza de Las Pastillas del Abueno, no way; es un cover de Kumbia Kings contenido en #AmorFamiliayRespeto. La versión de Chili empieza como una balada hasta que deriva en una cumbia divina y pedagógica:No creas que el mundo no gira sin ti, ya no estoy loco por volverte a ver”.

Que no me faltes tú

Chili despliega toda su poesía y toda su miel en casi tres minutos.

Dedicatoria

La audiencia youtuber y mensajera coincide en la finalidad de la canción.

Muchacha ojos de papel

Prolijidad, fidelidad. Idoneidad: El estribo está bien logrado y la voz de Chili es como un beso en la boca.

Declaraciones malintencionadas o acciones legales iniciadas por los hijos del finado me romperían el corazón.

Cosas del amor

Hace un par de años, unos monos me la cantaron en el taller de mi papá y me largué a llorar. Me la cantó Chili cuando escuché #Momentos y todo fue más teatral. La periodista y sus fantasmas.

La incondicional

Nos encanta porque:

  1. Es un cover de Luismi.
  2. LA CANTA CON DANIEL.

Florencia García Alegre

BURRA