10 Cumbias Y2K

La semana pasada tuvimos un especial de #CumbiaDeLos90 que planeábamos cerrar con esta caprichosa selección de cumbitas del 2000 pero se nos murió el sait, sospechamos que fue por no dejarle una ofrenda de puchos y vino al pombero. La imagen de acá abajo la sacamos de “Blog cristiano: Doctrina y música”. Todos los temas sugieren algún tipo de apocalipsis. 

Le pido a Dios – Leo Mattioli

Te comiste el chamuyo de que el nuevo milenio llegaba con autos voladores, pero la posta es que a tu viejo le afanan el Gacel modelo 88, al toque se queda sin laburo, muere trágicamente Rodrigo, la Bersuit empieza a pegar fama y Los Simpson empiezan a sacar temporadas medio chotas.

Como si fuera poco, el León se manda la cumbia más emotiva de la historia pocos meses después del accidente que condicionó el resto de su carrera. Te sacude toda la estantería de principio a fin.

Cumbia egipcia – Jambao

Sé que es la elección más caprichosa del mundo pero te re llena de misticismo, es el mirar Moisés de los que no tenemos televisión porque queremos ser como Juanita Viale.

En 1904 el engualichador serial Aleister Crowley y su señora Rose estaban en Egipto y les pintó invocar a Toth al ritmo de esta cumbita. Toth es el Dios de la sabiduría,  la escritura, la música, los conjuros, el dominio de sueños, los hechizos mágicos: el Duran Barba de la mitología egipcia.

Me vas a extrañar – Magoman

“Te vas de mí, te vas con él, y yo no sé qué hacer”

El final definitivo de los ’90 lo decretó Internet. Mientras Argentina era gobernada por Agustina Keyra de espaldas y vos la remabas con Fullzero; alguien vio la luz de Néstor en Bloque, Román El Original, Escuchá y agarró a un flaquito random de Villa Caraza, lo vistió de rapero, le diseñó un logo bien graffitero y lo hizo caer en la volteada de esa época prolífera.

Así fue como un día te bajaste T¥_Me_Vas_A_ExtraẴ⅛ar.mp3 del KazaA y tu vida cambió para siempre. O por un rato.

El disco de este ñato se llamó A Pura Magia, pero a nadie le importó porque al año siguiente ya estaba sonando “Gasolina” en tu boliche amigo y la apertura de importaciones volvía a golpear al mercado argentino.

El Pete – Kalu

“Me fui a Colombia y entré a un baile con mis amigos a festejar”: Empieza mejor que Pulp Fiction. Su cadencia incitadora se complementa con una lírica paradoblesentidista que oscila ideológicamente entre el Rompeportones más hardcore y el filtro judeo-cristiano de Café Fashion.

Cumbia sobre el mar – Los Palmeras

“Las parejas de estrellas
con esperma llevaban
carrusel de colores
parecía la cumbiamba”

Premio a la osadía de incluir una palabra como “carrusel”. “Cumbia Sobre el Mar” es una canción clásica de la década del ‘50 proveniente de Colombia, con Leandro Torres y el Trío Serenata como intérpretes originales.

De Santa Fe de Bogotá a Santa Fe de Midachi, Los Palmeras se mandaron este coverazo para revalidar su vigencia y mostrar que el cambio de siglo no surtió efecto en ellos. Veremos si el siguiente sí lo hace.

La charla que dio origen a esta elección podría ser apócrifa:

Cabeza – Zakude

El marciano gede abre la cumbita mandando saludos a toda Catamarca a través de Beto.

Nuestro “Subterranean Homesick Alien”.

En el imaginario de Zakude los aliens tienen la voz de Magnetto.

Estribillo para la paz galáctica: “Los extraterrestres todos dados vuelta bailan cumbia de este planeta”.

La cumbia del ganso – La Trucha

Nada nos remonta más a la miseria riesgopaisana que los one hit wonder de la cumbia villera. Mucho más si la letra se refiere al hambre y más aún si se trata de un chabón que iba ahí, al piso de Pasión de Sábado, a cantar con un ganso a upa.

Fue un meme antes de que existan los memes y de todas formas se hubiera agotado en 6 horas.

La cumbia del patrón – La Chala

¡Cumbia morocha! Odio la nostalgia porque no soy rolinga ni macumbero, pero ya no se hacen canciones como estas y todos los que son más jóvenes que yo están equivocados e hicieron un pacto diabólico con Instagram Stories.

El soundtrack ideal para cualquier niñito de pá y má con ganas de defender a los trabajadores a través de ideologías que no saben envejecer.

Oriana Junco supo rescatar su espíritu con la letal “Está todo mal”.

Entregadora del marrón – Flor de Piedra

La banda de  Pablito/Dany Lescano ya había debutado el año anterior con La vanda más loca, el Kill’Em All de la cumbia villera.

Más duros que nunca traería este tema que quedó en la cultura pop como “ai ke lokura ke tngo el vino m pego”, pero el buen Dany explica el sentido de esta historia de traición, amistad y sustancias.

Inolvidable si por esta época ya te tenían medio embole las cumbias lloraconcha, porque Flor de Piedra aplicó una bisagra, el fin de una era que tendría su fiel reflejo en el país un año después, cuando ocurrió lo increíble: Mostaza Merlo campeón con Racing durante la presidencia de Adolfo Rodríguez Saá y con el Rafa Maceratesi jugando de titular.

La línea – Paulo Vicio

Hay un teléfono que no para de sonar durante toda la cumbita: BEST METÁFORA COCAINÓMANA EVER.

Cualquier apología es hermosa, te re llena de energía, es mejor que salir a correr, enamorarse, o pagarle a un wachín para que te corte el pasto.

Muy triste que Paulo Vicio termine perdiendo el raviol * Sad reacts ONLY*

Pablo Sebastián Rojas – Sebastián Caraballo

BURRA