19 cumbias del 2019 (Parte II)

Es el final de nuestro anuario de cumbitas. Entre los diez mejores tenemos despedidas, un clímax veraniego, muchos sentimientos y algunas eternidades.

Revista Burra, the most trusted voice in cumbia. Otra vez, otra vez, la culpa de todo la tuvo el vino.

10. Me dejé llevar – Nico Mattioli

Tardamos 20 años, pero al fin nos vamos dando cuenta: no hay nada en internet. En su primera juventud, Nico Mattioli solía volver de Buenos Aires con su señor padre cantando en el auto algún éxito de Soda Stereo. El valor del registro de esas versiones ruteras sería infinito. Inmenso. ¿Qué tenemos en Internet, en cambio? Un forro que va a contarte cómo se hace el puré de papa en Tunicia o las aventuras de algún Bart con cacerola del 2020. Por suerte la encarnación más reciente de Santa Fe saca canciones como esta, que nos traen, como en un sueño, la voz del más grande. Y si aún no viste en vivo a Nico, no sé por qué clickeaste en este link.

9. No quiero amores – El Judas & Ke Personajes

Cuando no está batiendo la plusmarca mundial de explicitez registrada en estudio, el buen Judas baja un cambio y se junta con algún compa para bajar este cumbión boleado. Toda la bendición que entra en el Cáliz de plástico del Tanguito de estos tiempos todavía no parece haber sido derramada ni por la mitad. Mientras tanto, algunos cientistas sociales afirman encontrar la Verdad de la tierra en un taller de malabares donde están prohibidas las remeras con la cara de Maradona. ¿Tomar vino y fumar flores como canta el Judas? Eso no aparece en la serie neoyorkina que educa emocionalmente a Twitter Argentina, ¿O sí?

8. Tanto tienes tanto vales – Los Pibes Del Penal ft. Granizo Rojo

Una de las caras de la soledad es publicar chats de conversaciones privadas en redes sociales, la otra es esa sabiduría sacra con pretensiones de contundencia pesimista que brota de nosotres cuando nos pega mal un Santa Filomena. De esto habla este blues, un último exorcismo para el discurso meritócrata con la elegancia de Raúl Ramírez y el clasicismo barrial de Los Pibes Del Penal.

7. Hoy me di cuenta – Malagata

Tienes que encontrar amor, en un mundo mejor, ir perdiendo el temor. Deshaciendo el dolor, y dejarlo pasar, e ir en busca de algo mejor.

Arpegios norteños, respeto por el género, hambre de gloria. Dueña de todos sus efectos, Malagata vive y lo hace a través de la libertad interpretada como un acto de amor. Se merecen otra oportunidad.

6. Mi Amigo – El Doctor

Mi amigo me hace la segunda para laburar. Una canción que te sirve para desarrollar cualquier tipo de actividad insurgente. Trap real que no intenta conformar a youtubers, adolescentes narcisistas y potenciales inversores en el rubro de la cervecería artesanal. En sus líricas está escondido el mapa secreto de ese multiverso en el cuál no existe el programa ese de Martín Ciccioli o cualquiera de esos periodistas que les preguntan a pibitos que viven en la calle “¿por qué te drogás?”.

Conserva el espíritu de la versión original, en lo que respecta a la carencia total de psicoanálisis:

5. Maravillosa esta noche – Los del Fuego

“Maravillosa esta noche” siempre estuvo muy asociada con Mega 98.3 y a pelados que se visten de negro, pero tuvo la suerte de que la agarre Banana Mascheroni y la convierta en una pieza conmovedora, inolvidable, que te mete de forma involuntaria en un sueño óptico con un universo estallado de estrellas, en el cual la única verdad infinita es enamorarse.

El oficio de cantor popular nunca es póstumo, siempre es eterno. Gracias Banana.

4. Fue difícil – Rodrigo Tapari

Rodrigo Tapari consolida su carrera solista con esta interpretación digna de cualquiera de esos premios que le suelen dar a las estrellas pop bancadas por la AFI. Te dan ganas de cantarla a los gritos, de traducirla al guaraní, de tallarla en piedra y esconderla hasta que los delfines gobiernen la tierra y puedan decodificarla e interpretarla con sus incipientes bracitos.  María José Quintanilla la rompe. Que nivel Rodrigo, gracias por el fútbol, por estas lágrimas, por este Cumbia 2 – Beats 0.

3. El parrandero – Los Palmeras ft. La Mona Jiménez

Se siente como un happening. La voluntad performática de La Mona, la evocación al vino, la fiesta, el esfuerzo vocal por estar a la altura de Cachito, el baile, el despertar del corazón, las botas, la transpiración, la amistad, el sábado, la vista al cielo en una nueva condición planetaria, el fuego, el lenguaje universal oculto en esa piel del sol, el arte popular como ilusionismo, el verano como sentimiento, la construcción de identidad en el mero acto de divertirse: todo sucede en un instante que dura 3 minutos y 20 segundos.  

2. Nunca es suficiente – El Pepo ft. Karina

Y tú te vas, jugando a enamorar. Te enredas por las noches entre historias que nunca tienen final. El último Pepo en tiempos en los que parecía que navegaba en aguas calmas. Karina con pulsión de pitonisa. Un cover que suena a despedida.

1. Sabalero – Los Palmeras

“El Parrandero” fue “El Parrandero”, pero después fue “La cumbia de Menem” y ahora le tocó un destino más feliz, ser “Sabalero”. Cuando pienses en el 2019 lo vas a recordar por esta canción. Sean eternos Los Palmeras.

PARTE I (Del puesto 19 al 11)

Playlist

BVRRX TEAM

BURRA