0

Una cerveza – Ráfaga

Cumbia sana, como la envidia. Dícese de la expresión tropical que puede ser escuchada y/o bailada tanto por tu abuela como por tu sobrinito. Sin fierros, sin alusión al fasito, sin claras intenciones de clavarse a tu jermu. Cumbia del 2000, la que le gusta a Nicolás Repetto. En resumen, habemus disco nuevo de Ráfaga y eso es lo que importa.

Una cerveza

Una cerveza. El tema que le da nombre a la placa. Trompetas irrompibles, idemnes. Ritmo cadencioso que te hace danzar. El tópico de la canción trata sobre alcoholizarse a lo bobo porque ya no hay amor. Clásico.

Update: el video de este tema tiene 38 millones de visitas. Es decir, el país entero lo vio. Creo que ya estamos preparados para invadir China.

Se nota que ya no hay amor, entonces ya no hay más que hacer.

 

Tú. Dolor, desdicha. Desgarramiento. Guitarra a lo Santana. Pero no, se trata de Raúl Ariel “Richard” Rosales, aka “El Slash de la cumbia“. Besis al virtuoso morocho.

Vete. “El amor es algo bello que estropeas sin darte cuenta”. Tomá, te lo dije. Este tema pertenece a Los Amaya, un grupo catalán que odio porque contiene en su nombre el apellido de la ex directora de mi escuela secundaria. Y además porque hacen rumba.

El amor es algo bello que estropeas…

 

Hazme entender. Las trompetas no cesan, al compás del lloraconchismo subyacente. El muchacho quiere entender por qué le duele tanto el amor. Misterios de la humanidad, como el Tata Martino dirigiendo al Barcelona.

Tus labios. Va queriendo, sentimentalmente hablando. A esta altura, hay que destacar la labor vocal de Rodrigo Tapari. De PopStars para el mundo:

 

Te pido perdón. Acá pintó auto-tune y rap a lo Fidel Nadal porque ya fue todo. Lo bueno es que la marcha del disco no decae, y que el violero se sigue luciendo como un campeón.

Tan solo un minuto. “Puedo ver en tus ojos que no ha muerto el amor, quédate por favooooor”. Cumbia blanca, de gente como uno. Así, sí.

Por qué te vas. Dibuja la carita en la ventana para recordar el sueño que tuvo a la madrugada. El amor.

Vengo a gritar que te amo. Me encanta el nombre de esta canción, pues posibilita imaginar la secuencia del tipo exaltado. Haz tu solo, Slash.

Muero de frío. Temporada otoño/invierno. Soledad. Todo pasa, wacho. Incluso este bellísimo disco. Ah no amigo, ese remate te lo robo.

Necesito decir que te amo.

 

Federico Durán

BURRA