0

95 / Boquita de Caramelo, Grupo Sombras

“De todos los amores que tengo, tu eres la chica que más quiero. Por tu boquita de caramelo y tus ojitos color de cielo”.

sombras thumb

1

“All you need is love”. En 1995 el país entró en recesión. Porque la vida, la devaluación de la moneda mexicana, el recordado Efecto Tequila, sumado a importantes sequías y por ende la creciente necesidad de divisas y el constante endeudamiento generaron un clima de incertidumbre y desocupación que en los barrios poco a poco comenzó a notarse. Vos en cualquiera, sólo necesitabas Xuxa, amor, convertibilidad y televisión. Eran tiempos de precios estables y ratings estallados. La cumbia tomaba por asalto ATC.

De la misma forma en que esa oda al amor universal compuesta por Lennon menguaba el dedo acusador de los malines azules, la cumbia romántica se convertía en la banda sonora de aquellos años, disipando el impacto de las camisas espectroscópicas que usaba tu viejo, el fin del pleno empleo y dando risa a la voluntad de crecer y seguir bailando. Menem/Ruckauf.

En el apogeo del género, un grupo originario de Jujuy que había renovado su cantante de manera estratégica la iba a pegar más que nunca. Milagros Sala seguro los bailaba desde un decenio atrás. Habían pasado Antonio Ríos y Jorge Avila. Eran tiempos de cambio y las melenas de un veinteañero de la localidad de Merlo, provincia de Buenos Aires, representaban a la fuerza joven. Las generaciones se miden por el largo de las chapas, sí.

OTRA NOCHE DE AMOR

El fin de la historia había inaugurado un único camino. De las dos mitades del sol sólo había quedado una. A la otra hasta los hormigones se le habían caído. Mientras acá, como juglares de la Edad Media, ciertos amiguitos se iban transformando en los piñones de la sociedad del medio pelo (Jauretche). La repercusión de la movida tropical salía con ganas desde finales de la década pasada. “Cerrando los ´80, fenómenos populares como La Mona Jiménez, Ricky Maravilla y Alcides, ya daban que hablar en las bailantas y afines. “Vino”, “Petiso” y “Violeta”, tres palabras claves que hacían mover los pies de miles de argentinos, en cualquier pachanga que se preciara como tal.”

Un lustro después – un poco antes que las boy bands de carilindos vestidos con sus tótems repliquen a los de Liverpool en modo The Ed Sullivan Show – los verdaderos  conjuntos de la cumbia romántica tenían el point. Por mencionar algunos, La Nueva Luna (Corazón de Madera), Los Charros (Te demostraré) y la siempre eterna Gilda (Corazón Valiente): no es casual que todos estos discos sean de 1995. “Del rio que todo lo arrastra se dice que es violento. Pero nadie dice que son violentas las márgenes que lo comprimen” ; Bertolt Brecht, cuartito on.

No es que la vieja escuela no le haya cantado al amor: los santafecinos ya lo hacían desde tiempos cretácicos, pero eso es otra historia, ellos nunca fueron a Tinelli, además ni canallas ni leprosos fueron campeones del mundo. La diferencia radicaba en que los próceres cumbieros aludían siempre a un personaje, ficticio o no, pero personaje en sí y de esta forma se alejaban un poco de la cotidianeidad, de la calle, de la esquina, del sonido del afilador, del estupro, de los pibes de la esquina y de todas esas impresiones y manifestaciones casuales del subdesarrollo que te hacen creer que sos un pibe de barrio. Sino recordemos a la ya aludida Violeta o aquella Malagata que tanto hizo sufrir a El Maestro. Posiblemente Miguel “Conejito” Alejandro sea el antecedente más fresco para dar cuenta de esos septiembres sin tu piel. Creepy.

 Grupo_Sombras-Boquita_De_Caramelo-Trasera

“Un poco de amor, mucho, mucho dolor”. Triste Novela.

2

Nada que ver, bldo: el 8 de abril de 1994 el cuerpo de Kurt Cobain fue encontrado sin vida. Con él se fue una de las figuras más representativas del rock mundial, una de sus últimas también. El disco más exitoso de Nirvana lo había consolidado como icono del grunge: una voz hecha para interpretar desgarros, un compositor que se jactaba de una genuina sensibilidad y originalidad. Pese a todo se pegó el corchazo. “Tenía el alma en pedazos”. Salido a las bateas en 1991, Nevermind desbancó de lo más alto a todos. No sé que son “todos” pero vienen a ser todos esos que como tu vieja se prendieron a internet con “el facebook” , obviando al msn fósil a la espera de convertirse  en combustible ¿Es Nevermind el disco más importante de la década? No sé, esas cosas les importan a los lagartos que se visten Honky Tonk, pero onda que está por encima del álbum negro y en la misma línea que Boquita de Caramelo.

(¿Jujuy es el Seattle argentino? ¿Los jujeños son los más norteamericanos de argentina? ¿Jujuy es la bota que pisa a este país paquero en el cordón de una vereda? ¿Por qué nunca tuvimos un presidente jujeño? ¿Tenemos miedo de triunfar? ¿Las plantaciones de caña de azúcar son para los jujeños lo que los cultivos de algodón para los yanquis? ¿Por qué sus estrellas deportivas están perdidas en el alcohol? ¿Los de la tacita del plata son pechos fríos por culpa de Belgrano? ¿Hay jujeños masones?)

I am human and I need to be love. Al igual que el grunge, la cumbia romántica nace de la desolación, del desconcierto, de las ganas de irse y de moverse. Sin embargo, la respuesta es distinta: agitar la cabeza no es lo mismo que mover las manos y los pies. No obstante, si bien la Generación X distó mucho de los tropis, las melenas al viento seguían siendo las mismas. El amor vence al odio. Violencia es mentir. Nirvana Miente.

Necesito una remera de MTV, pegarla en camino negro 4 AM feat remisero fana de Nino Bravo. Boquita de Caramelo salió casi cuatro años después que Nevermind. Para aquella época Kurt ya la había quedado. Previo a su suicidio Nirvana sacó dos albumes interesantes, uno de ellos patrocinado por MTV. El remisero fana de Nino Bravo ya desmontaba travestis. Y si en algo se parecen es que ambos trabajos llevaron a su género a lo más alto. No sé de qué sexualidad era Kurt Cobani pero ya lo dijo el Diego “El que se suicida es un cagón” y en ese sentido el Dani Agostini tuvo muchas más pelotas que el depresivo ese.

En fin, nada tiene sentido ya. Fue. Lo importante es que en menos de un semestre Daniel Agostini tenía la agenda llena. Con Boquita de Caramelo vendieron 360 mil copias. 360 mil, man. Más gente que en vagón del Roca Constitución- Glew. En Glew viven los clones-moldes de toda la humanidad, y vos no lo sabías. 95, y vos que  ni siquiera te tocabas y el Dani te hablaba de amor. Y hoy te seguís tocando y Dani te sigue hablando de amor. 95, y vos que distabas de ser el más bello fuselaje para el wachin de la otra cuadra pero el ya andaba lustrando alguna que otra princesa de chancletas rancias. 95,  los brazos comenzaban a moverse y el público arengaba.  Aquellos brazos peronistas terminaban yendo al estudio de ATC. El sueño terminó cuando el cheto la cantó. La sociedad del medio pelo entraba por la ventanita. Ah.

 

Walter Sosa

 

 

 

 

BURRA