0

Buenas noches, somos Los Dragones – Los Dragones

Los reyes de la cumbia sureña tienen nuevo disco y es apto para cualquier mitología: “Buenas noches, somos Los Dragones”, en Burra.

los dragones

 

De Los Dragones tenés que saber que son los reyes de la cumbia sureña, Javier Quinteros es su King, no interpretan covers y tienen una fuerte conexión artística-espiritual con Antonio Ríos.

Cuando hablamos de “cumbia sureña”, no flashamos equiparación local con el Southern flavor, bluegrass,  borrachos y tiros; sino, más bien – o más simple-, hablamos de cumbia de la buena, silvestre y bailable, ensamblada en la región sur de los terrenitos de Ginobili y Tinelli.

Los Dragones son de Puerto Madryn y cuentan con 13 discos. Uno de ellos, “Esto es vida”, presenta alta tapa con unos pokemones re fisuras ranchando piola en un bosque.

pokemon

“Buenas noches, somos Los Dragones” es su último disco. Se trata de 12 canciones que te hacen bailar todo el tiempo, en una atmósfera de humedad e ideas generacionales, sobrentendidas, y presuntamente empáticas, acerca del entretenimiento y la situación de sábado, bailongo y descontrol.

Descontrol te remite a cumbia del altiplano, coquetea con efectivos teclados villeros, asoma tímido un acordeón, synths turros, y es tan bueno y armonioso que no da utilizar la palabra “fusión”.

Vamos a salir esta noche y A ver si me atendés, son invitaciones adolescentes a una diversión berreta y sin atenuantes.

Se pudre mal con Chucky: “siempre esta presenta donde pinta el bardo” + “su abuelo villero y su papa borracho” +“por jetón le pegaron al Chucky” + “hasta me lo abusaron”: te hace pelota nivel la muerte del Chiqui de Okupas.

Y dale arranca con ganas de DJ Luian. Te burlaste de mi  no quiere saber nada con DJ Luian. Uno más uno logra nocturnidad corte DJ Luian.

Después de los primeros versos de Si vas a salir tenés una certeza, y es que se va a mencionar la palabra “trola” en un clímax tan irreversible como atrapante. Pero no.

Yo te he visto parece del 2009, y Tú eres todo para mi le quedaría regio a cualquier crooner tano de esos que le das play y parece que en cualquier momento te escupen un carburador de una Siambretta.

Súbete a la luna te permite juguetear y flashar con el origen selenita de Los Dragones según cualquier bestiario para turistas del Uritorco. Es la mejor canción del disco: “ganamos un viaje para dos, vos conmigo, yo con vos, el equipaje es el amor”.

El disco cierra con Gracias a ti y una definición del amor: “cuando emprendo un viaje imaginario siempre me imagino de tu mano”. Y sometimes we see a cloud that’s dragonish”, tiró Shakespeare y se convirtió en Francis Bacon.

 

Sebastián Caraballo

 

BURRA