Damas Gratis en La Mágica

“EN UNA NOCHE LLENA DE ESTRELLAS…. Nos fuimos a La Mágica, tocaba Damas Gratis y ahí bailaba la negra Soledad”. El Rey de la Cumbia Villera estuvo el viernes en Groove, metió repertorio de una hora y batió la posta en Palermo, territorio hostil para los que elegimos las Air Max y arremangamos el jean.

A las 2AM puntual Damas Gratis pisó el escenario de Groove y desató el delirio de los presentes, corte Xerxes el Rey/Dios Persa. Los pibes de la revis pegamos gira porteña y no dejamos detalle del evento librado al azar. Gracias Gauchito Gil.

El paseo del repertorio tuvo los clásicos y buena parte de lo más reciente en Somos nosotros los buenos. La turba, avisada y ya picante, no tuvo problema en gederla rápido por lo que Lescano, con la Romi y la banda les dio el gusto. “Y este es el show de…”

(Compartimos el entusiasmo de nuestro corresponsal involuntario nachitooo)

Entre melancolía, llanto, dolores de estómago por acumulación de fernet y las Maripositas en la Panza del Villano, el primer tema que la pegó en la nuca fue “El humo de mi fasito”.

“No estoy triste. No es mi llanto. Es el humo de este fasito que me hace llorar. Quien te crees. Una diosa. Flor hermosa, que algún día te marchitarás”, anotá Alex Ubago careta…

Con el correr de las pistas Burra borró cassette, nos perdimos entre pogo y alcohol, por lo que el orden de los próximos títulos puede no ser veraz. El modo Amor/Villero de barrio explotó más fuerte que las reformas laborales. “Tus ojos lloran por amor” puso el modo tiernis a una noche agitada que necesitó pausa para pensar en desamores y demostrar que lo melanco no viene sólo de Santa Fe, Walter Encina, Los Cádiz, El Gordo Luis o la Cumbia Norteña del Seba Mendoza.

Seguimos con la intención de revancha en su modo más sano y musical. “La va a pagar” de Damas Gratis vino a poner orden ante la traición recurrente en la monogamia. Entendida como el régimen familiar que prohíbe tener más de un cónyuge al mismo tiempo, de lo contrario sos un guacho piola o una gata arrastrada (by patriarcapedia).

“Todos lo sabían menos yo, nadie dijo nada quizás por temor y la escuche mientras hablaba y se reía de mí se burlaba, aquel amor la que yo amaba, la muy ingrata falto a sus palabras de ser fiel”

“Y te ponés cartel de chorro, sos una rata nada más”… A la mierda el golpe al corazón en modo cumbiamba. El bardo posta lo puso “Tres teclados al pedo”. Ese tema inspirado en la rivalidad con Pibes Chorros, la verdadera grieta nacional. Cuando radicales y peronistas tengan un duelo en Pasión con Rama como mediador, empezamos a discutir.

Cuando toca el CAPO DE LA VILLA la fiesta encuentra su punto culmine. La Bati señal para el descontrol y el aflore de ese Turco Samid que llevamos dentro. Las manos arriba como señal obligatoria para el agite y el momento justo para pegar el live de instagram.

La privación de la libertad como enemiga íntima de una relación amorosa y la mala vida, el complejo entramado de una canción que hace explotar los bailes porque no llegan a comprender que el trasfondo de la letra es un bajón. La gente alguna vez tuvo en su MP3 “Su Florcita” de Agrupación Marilyn, no hay escrúpulos.

“Re tirado y descontrolado. Un pucho loco me estoy fumando. Estoy sangrando y no tengo miedo ya de morir”. Poiesis de la antigua Grecia.

La Romi tuvo su párrafo aparte. Como desde siempre, a la par de Pablo, en su estilo de partener aportó el enfoque femenino del despecho. “Su mujer” trata la infidelidad del hombre, el dolor de su compañera que pide a la amante, que lo deje para reparar una relación matrimonial resquebrajada, pero que deberá resucitar pensando en “los niños”.

Casi como Karina pero con conciencia social y colectiva.

Para coronar un show extenso que paseó por todos los estilos de la banda y dejar así la pista caliente para la magia de la Romy DJ. Damas gratis puso 5ta a fondo con “Los dueños del Pabellón” dedicado a los pibes twitteros que no entendían de política y cayeron por amenazar de muerte al presidente. Al púber de 14 años que lo agarraron “por maleducado” antes de entrar a Educación física en Turdera y por sobre todo para recordar que Julio y Amado están siempre presentes.

“A mí no me importa morir, abrime la celda que me quiero ir”.

EN FIN:

Leo Reula

BURRA