0

Golpe norteño en #10Cumbias

Existen muchos tipos de cumbias norteñas porque existen muchos nortes. Pero como dijo el doble de riesgo de Hugo Chávez “nuestro norte es el sur”, así que en esta selección nos ocuparemos de esas provincias argentinas que Santiago Del Moro cree que son otro país. Golpe norteño en #10Cumbias.

golpe-norteno-1-1990

Mujer enamorada – Grupo Jaava

El Grupo Java de Veracruz es una franquicia corte Kiss y nadie sabe bien quien lo integra, como sucede con la Fundación Pensar.

El Grupo Jaava del norte argento salió en el volumen 2 del Golpe Norteño. Sí, son como los mexicanos pero con una A tramposa. Sospechamos que la inclusión de esta letra fue por cuestiones legales o de la cábala(o algún otro rito símil que todavía no descubrió gente como Reina Reech).

Vete – Los Yaquis

“El amor, eso tan bello que estropeas sin darte cuenta”. Para que se inspire Dárgelos.

Piedra y diamante – Los Diferentes

Reproducción aleatoria: “Es mi destino, piedra y camino”, te bajonea un médium de Atahualpa Yupanqui, hasta que llegan Los Diferentes con “soy piedra sin valor y tú diamante”, y te dan ganas de que entre por tu ventana un Lagomarsino alado y te preste un fierro.

Si altoke de esta cumbita el random te tira You Can’t Quit Me Baby” de QOTSA es porque dios existe y no te quiere.

Añoranzas – Daniel Agostini

Boquita de caramelo del legendario Grupo Sombras. Cuando descubrimos al primer Daniel Agostini, un referente conurbano de la música norteña:

“En el apogeo del género, un grupo originario de Jujuy que había renovado su cantante de manera estratégica la iba a pegar más que nunca. Milagros Sala seguro los bailaba desde un decenio atrás. Habían pasado Antonio Ríos y Jorge Ávila. Eran tiempos de cambio y las melenas de un veinteañero de la localidad de Merlo, provincia de Buenos Aires, representaban a la fuerza joven. Las generaciones se miden por el largo de las chapas, sí.”

En “Añoranzas” de Los Manseros Santiagueños tenemos un destierro involuntario que es más triste que gritar un gol del Kun Agüero en la selección. Escuchen la versión de Koli Arce en “tiempo de cumbia”:

“Es tristeza, es alegría. Es una danza, es canción. Ella es alma de una región que evoca la raza mía, es una rara melodía nacida del corazón.” 

Fragmento de “Apología a la chacarera”, que bien podemos utilizar para definir a la cumbia.

La luna y el sol – Sebastián Mendoza

Seba Mendoza tiene un disco que se llamaCumbia norteña… Papá’,  una declaración de principios.

En “La luna y el sol” nos relata un amor evasivo. O quizás un momento en el Hanan Pacha.

“Si yo fuera sol y tú fueras luna, yo te amaría; y en cada eclipse de amor yo te haría sólo mía.”

Piel morena – Querido Cupido

Morena, morena, la esperanza mía.

Malagata – Grupo Sombras

Sombras siempre supo reinventarse.

Esta canción representa uno de los grandes cismas de la cumbia. Después de la lluvia y del perfume de la angustia se van del grupo Antonio Ríos (todavía no había terminado el magisterio tropical), el boom del bajo cumbiero de Jorge Cruz, y la viola surfer de Reynaldo Valverde. Forman Malagata. Esta escisión es la separación más importante y productiva de la historia de la música popular argentina. “Rompiste mi corazón y este fin de todo llega como aire fresco.”

El borracho – Malagata

Niña caprichosa – La Base Norteña

La basexploitation nos dejó este hermoso experimento. Cumbia norteña pero con esquina, gedencia, y envases de Brahma.

Tu partida – Ternura

Nos vamos como quien desangra, con otro tormento de amor.

Sebastián Caraballo 

BURRA