0

La Romy DJ: Sus 10 Cumbias de Leo Mattioli

La reina de la noche cumbiera volvió a abrazarnos para darnos algo tan emocionante como un decálogo leonino. “Me encanta que me haya tocado Leo, soy admiradora suya. Es inevitable, soy Sagitariana”, dijo y nos conquistó. La explicación es la confluencia de los fuegos zodiacales que se buscan y se encuentran desde el principio de los tiempos: Leo y Sagitario son una combinación romántica natural (también pueden ser mejores amigos, pero no nos importa).

Son dos fuegos juntos que pueden hacer volar el mundo.

Leo y Romy

Una noche

Lenta, única, suavemente acompañada por el sonido del acordeón y marcada por el latido de un bajo entrador y entrenado. El protagonista de esta canción (no da más) se muere por saber algo de ella, necesita desesperadamente volver a verla. Pero con paciencia y destreza espera el tiempo necesario para acechar a esa hembra que lo enloquece, a su presa. Porque, como indica la naturaleza, El León espera, observa y se aguanta las ganas para caer sobre ella en el momento indicado.

Es una canción de amor, de amor y sexo, por que Leo es eso… Pide a gritos una noche, tan sólo una noche ¿Para charlar? ¡No!, él pide una noche para atraerla con su sexo, la técnica que a Leo nunca le falla.

Insoportablemente Bella

En este instante, Leo goza de toda la fortaleza y seguridad que le da ser solista, luego de su paso  triunfal por el grupo Trinidad. Él se da el gusto de hacer lo que le gusta, juega, prueba nuevos estilos y sonidos. Con tintes griegos y gitanos, el espíritu de Sandro de América se apodera del talento de Leonardo Guillermo Mattioli ¡Potro con Potro se paga! Le dedica esta canción a una mujer tan bella como Rosa Rosa la maravillosa, pero tan orgullosa como la hiedra. Es una mujer que es linda y lo sabe, que tiene el poder de la belleza que El León padece y sufre en su manera de cantar.

Me vas a extrañar (Trinidad con Leo)

“Más trinidad que nunca” es uno de los discos de la pre-historia de Leo como cantautor. Él, en este tremendo grupo Santafesino, se entrena, practica y aprende cómo enloquecer a las mujeres sin ganarse el odio de los hombres. Porque leo nunca fue un producto, nunca fue una mentira, fue noble. Como artista, logró ser amado por todos, por sus clarísimas capacidades que llevaron a la provincia de Santa Fe al puesto número 1 de talentos de la cumbia Argentina. Estos fueron los años previos a su carrera como solista en donde Leo aprende a interpretar, a sentir las canciones y a hacernos creer que esas letras son verídicas.

Sólo puedo decir una cosa de esta letra: Leo sabe que, después de él, no hay nadie más…

Si tú te vas

Estoy segura, convencida de que Leo, muy en el fondo de su ser, escribió muchas canciones para que nosotras se las cantemos a él. Se fue, nos dejó en manos del alcohol y, aun así, lo llevamos muy dentro del corazón.

Se entregó a la eternidad porque la eternidad es mujer…

Este es un clásico de la cumbia, un acordeón infernal que se hace oír a la par de Leo, casi casi que le juega una competencia a la voz, pero hay alguien que marca el tema, que dirige la orquesta: El señor Bajo que, en los discos, es el que marca la cadencia de esta gloria musical. Es un tema lento que puede sonar en cualquier momento de la noche porque inmediatamente se dibuja una Luna en el techo del boliche y la pista se llena de lobas aullando.

¡Gracias por tanto, HOMBRE ETERNO!

Contigo me gusta

Para este entonces yo estoy dejando mi corazón arriba del teclado, los auriculares me queman, mis manos tiemblan…

“Contigo me gusta” cuenta y presume la lista interminable de leonas que pasaron por esa cama. Pero sólo una logro quedarse en el recuerdo del rey de la selva. “La Suertuda” se tendría que llamar este tema.

Si te agarran las ganas

GANAS es una palabra que se repite una y otra vez en los temas de este gigante del Amor. Un leonino y su ego no soportan ser amantes de nadie, aunque en este caso la lujuria y el amor pudieron más que el orgullo propio.

El sonido del acordeón estremece el alma y la guitarra marca los cortes. Lo demás, todo lo demás lo hace la letra… Tan caliente que quema.

Ese es el Secreto

Es tan único que nos abre las puertas de su habitación y nos cuenta con detalles tan minúsculos como lujosos todo lo que le gusta hacer a la hora del amor.

Si tenés en tu casa un león en celo en esta canción te dejo una receta para calmarlo y alejarlo de la soledad. Es una clase de sexo explícito. Es el fin de un secreto, una confesión a viva voz.

Me duele mucho

Se siente el sonido de trompetas, Leo anuncia una separación. Su amante le pide más de lo que un hombre casado le puede dar. La abandona, pero se lo dice en tono sensual y sexual, luego exclama ¡AY AMOR!

Es obvio que esta relación clandestina no va a terminar acá, pero ese final queda en nuestra imaginación.

Ya eres nueva flor

Triste y arrepentido. Está tan dolido que él mismo grabó y se apoyó en los coros perfectos y sentidos de este tema. Luego de una experiencia, Leo comprendió y nos enseñó que las personas cambiamos de piel como las serpientes, se nos caen los pétalos como una flor y en una misma vida renacemos una y otra vez.

Es imposible volar al Cielo

100 X100 Cumbia Santafesina. Con acordeón, la cumbia romantica está acompañada por el órgano que escuchamos alguna vez en misa. Esta obra maestra habla de Dios, de un ángel y del símbolo número 1: La cruz.

Leo Mattioli se anticipa a su muerte y nos canta esta canción a todas sus fanáticas que no podemos evitar llorar al ver o escuchar sus videos y canciones. Es imposible volar al cielo…

La Romy DJ 

BURRA