0

Que lindo arruinarse con cumbia III

“Es viernes y te extraño”. Sabemos que este mes, esta semana, este año, bah, la vida es re chota así que te traemos la tercera parte de esta saga de cumbitas confeccionada para que sufras por amor, por hacerte policía o por tu naturaleza de “cheto”. 

Deja de llorar

Vienes y te vas – La Base

La voz de Néstor Bordiola es un corazón boleteado por un ciudadano honesto y trabajador de Carapachay que sorprendido en una entradera de martes por la noche se presta a pelar chumbo antichorro y que la cuenten como quieran.

Me dicen que “Vienes y te vas” está dedicada a Victor Sueyro. *Chiste para mayores de 30*

Que dolor que siento – El Polaco

Una cumbita pop antes de la cumbia pop.

Para cantarla con la misma energía travesti con la que cantás una de Depeche Mode.

El humo de mi cigarrillo – Víctor Hugo y Los Bengalas

No estoy triste, no es mi llanto, es que estaba mirando un docu de Animal Planet y pude ver con mis propios ojos cómo un gorila se reencontraba con sus antiguos dueños y reestablecían así un vínculo afectivo que ni las distancias ni el paso del tiempo podrán quebrantar.

Es una canción corte Toti Pordiosero en plan Yelmo. Convengamos que no es lo mismo “Flor hermosa que algún día te marchitarás” que “Me traicionaste, hija de puta”, pero en el fondo el mensaje es el mismo. #Niunamenos

Teléfono para Juan Carr:

tel

Avisale – Mak Donal

“Avisale” se parece mucho a “Seguí la flecha” pero no somos Cosecha Roja como para andar denunciando crímenes. A partir de este dato flasheo un diálogo entre Lanata y Mak Donal:

Mak Donal. – ¿A vos te parece que yo soy artista?

Lanata. – No lo sé. Te digo en serio, no lo sé. Yo creo que hiciste grandes cosas y que después te empezaste a copiar a vos, y creo que te das cuenta.

Mak Donal. – Yo pienso que vos sos un pelotudo.

Adicto a ti – Walter Olmos

Quisiera ser Santiago Kovadloff para estar sentado un día en una de las 722 sillas que hay en el piso de Intratables, interrumpir un acalorado intercambio de ideas (KE) entre Paulo Vilouta y la prima hermana de Herminio Iglesias, y acto seguido, arrojar sobre la mesa una pregunta que nos incumbe a todos los argentinos. La secuencia exacta sería así: me paro, tomo un sorbo de agua sobreactuando movimiento sísmico de manos, y agarro del hombro a Santiago del Moro. Ahí, tiro a quemarropa mirando a cámara: “¿Ustedes qué estaban haciendo la madrugada que se mató Walter Olmos?”.

La baila Marcos Rojo sacándose selfies en pija.

Como haré – Leo Mattioli

Babasonica versión acústica. Imposible para El León perder la elegancia.  Expresión fantasma de deseo y nostalgia, sensación de no future, de cosa irreversible, de Kun Agüero en la selección ¿Cómo haré para olvidar?.

Veneno para olvidar – Máximo Consumo

En cada video pixelado de youtube se esconde un pedacito de magia. Momento “qué te pasó en la cara whats” en el minuto 1:24.

DALE QUE VA, DALE ASPIRÁ, DALE QUE ESTÁ POR ENTRARTE:

Veneno

Pobre corazón – El Aspirante

Cuenta la leyenda que si la escuchás a medianoche en un día impar mientras mirás el video del chino saqueado al que le afanan el arbolito en 2001 y te haces una paja triste con una hipérbole photoshopeada de Revista Pronto se te aparece el fantasma de Mitch y te psicoanaliza un toque.

Dime que haré – Los Turros

El video está piola porque están todos vestidos de blanco como si fuesen raelianos.

Corte gil, corte basura – La Liga

Ñeee. Una de las peores rolas del universo que igualmente sobresale de la mitología griega debido a su temática fácilmente identificable con el escucha, la onda de Tito, y porque la música y tu vieja son así de díscolas.

O como diría un periodista indie cualquiera: “Tempo justo, expectante. Con voz podrida, arranca el stoner de catacumbas que nos ofrece el nuevo rock argento”.

Que lindo arruinarse con cumbia I

Que lindo arruinarse con cumbia II

Federico Durán – Sebastián Caraballo

BURRA