Salvajes

Vamos al point: el 10 de diciembre de 1997 Alejandro Romay vendió Canal 9 a unos australianos y el cuatro de enero de 1999 el canal empezó a llamarse Azul TV. Ese mismo día, por primera y única vez, la música tropical llegó a la televisión argentina en formato ficción. “Salvajes” se llamó la novela protagonizada por Valeria Lynch y un par de jóvenes con pelo largo que empezaba a las 8 pm.

¿Sabían que Valeria Lynch se llama María Cristina Lancelotti? Lo dice Wikipedia. It must be true. Salvajes fue su debut como actriz y encima clavó protagónico junto a FIGURAS como Raúl Lavié y Patricia Etchegoyen.

En un trabajo intenso de archivo y gugleo, Burra intentó reconstruir de qué iba la novela. La intensa trama venía así: Valeria, La Loba, había sido una estrella tropical que a los 45 flashea manager y se convierte en la responsable de couchear a un grupo de pelilargos llamados “Salvajes”, empecinados en triunfar en la cumbia: Nahuel, Teo, Harley, Matías y Diego. Dato: Harley manejaba una moto. Parece que habían dos pibes con IDENTIDADES ERRÓNEAS esto es: cambiados al nacer. Uno rico, otro pobre. Que garronazo al rico que le tocó ser pobre. Además, Blanca Luna, la hija de La Loba con nombre de telenovela mexicana, ni se imagina que su padre en realidad es SPOILER su tío. Tensión. Y porque mejor que sobre a que falte, La Loba se enamora de Nahuel, un veinteañero interpretado por Juan Martín Mercado (En la actualidad, Juan Martín, se encuentra detenido por haber abusado de una chica junto a un anestesista en 2012 después de haberla conocido en RUMI, acá toda la info de la corpo). Javier Aníbal interpretaba a Diego, su padre en la ficción era Raúl Lavié .

¿Te suena Javier Aníbal? No, a mí tampoco, pero lo gugleamos y la re rompió. Tiene varios discos solistas y en ese tiempo frecuentaba el piso de A pleno sábado, el programa tropical conducido por Hernán Caire que se emitía también por Azul TV. Acá lo vemos cantando y luego siendo sometido a una sesión de lectura de cartas a cargo de Mary, la parapsicóloga. No está chequeado si Mary la pegó en alguna predicción. Hasta ahí la info que manejamos.

Valeria no tenía mucho feeling con la cumbia: “La música tropical no me gusta mucho, es la que menos conozco”, dijo. Ok, nos gusta que seas honesta. “Seamos sinceros, en realidad casi todos conocimos a Gilda después de que falleció” #LoDijo #HonestidadIntelectual. Parece que tampoco tenía mucha onda con las telenovelas. Entonces nos preguntamos ¿por qué carajo hacés una ficción cumbiera, Valeria? “No sé, pintó”, nos dijo. Mentira, igual seguro que sí, re pintó.

Jóvenes, cumbia, noventas, romance, comedia, identidades erróneas: sabor sabrosón televisado. Buceamos con intensidad en la web y no encontramos un programa entero de Salvajes, sólo fragmentos con actuaciones de Javier Aníbal que al parecer sabe técnicas de SEO y posicionamiento en redes.

PERO TENEMOS MATERIAL DE PRIMERÍSIMA CALIDAD

Trailer: no dice nada sobre la novela, la verdad, pero pueden verlo y deducir si SE ENGANCHAN.

Escena: Valeria Lynch pisa un escenario. Suenan los tacos. Tiene miedo. Luz, luz, dos farolazos le dan en plena cara y la hacen mirar al cielo. SALVAJES. La Loba, vestida de blanco, pulcra, con el pelo recogido, con movimientos sensuales, holísticos, erguidos, canta en un teatro acompañada por un par de jóvenes trajeados de azul francia brilloso. “Llamas en el corazón”, se llama la canción de apertura que, según alguien en youtube, “ES DE VIRGINIA FAIAD, LA HERMANA DE LA ACTRIZ Y VEDETTE ARGENTINA, ZULMA FAIAD”. Está tan bueno el dato que lo preferimos así, sin chequear, posverdad. Sí está chequeado que el tema después fue grabado en versión flamenco por Isabel Pantoja. Igual me emocionó más lo de Faiad.

Escena: ¿despiden? a La Loba en un aeropuerto claramente influenciados por “I want it that way” de BSB pero sin el éxito ni la ropa blanca. Javier Aníbal tiene un aire a Howie D. Cantan durante 3 minutos aprox y todo es un gran embole pero el tapado animal print de La Loba y el mini show de los Salvajes ameritan un play.

Escena: los Salvajes cantan “Se viene el baile del tren” en la parte de atrás de un CAMIÓN. Después hay un rejunte de escenas de Javier Aníbal con distintos personajes que nos bastan para entender de qué iban los 90: muebles de mimbre, pelo largo y grasoso, animal print, jean, cinturón, camisa, brillo. La mejor parte de la novela, sin dudarlo, es la grabación de “Cómo te voy a olvidar”, de Los Ángeles Azules en el minuto 3.12: son una especie de Borbotones noventosos de cumbia, son los Backstreet Boys del conurbano que conservan elegancia, la banda de Bart y sus amigos mirando al cielo frente al mic del estudio de un grabación. Este Javier Aníbal es un capo: pone a Valeria Lynch en el título de un video en el ella que ni siquiera aparece. Y acá estamos, mirándolo.

DATO:

A pesar de las muchas bandas tropicales del momento que pasaron por Salvajes y de la combinación romance+cumbia+jóvenes, Azul TV no pudo captar a una audiencia que siguió prefiriendo A pleno sábado con Caire y bandas conocidas y reales. Este amable comentario del Licenciado resume un poco cómo terminó la historia de la primera y única ficción corte cumbia argentina:

PD: Javier Aníbal continuó su carrera y su foto de perfil amerita un clic.

UPDATE HABLAMOS CON JAVIER ANÍBAL

– La novela se estrenó el 4 de enero del 1999 por Azul TV, producción Daniel Diter. Al casting fuimos cerca de 500 aspirantes y solo quedamos cinco después de una depuración de muchísimas etapas: Juan Martín Mercado (Nahuel); Mariano Brito (Harley); Rodrigo Aragón (Teo), hijo de la gran actriz argentina Silvia Montanari, Norberto Spineli ( Matías),ex integrante de Koraje; y yo , Javier Aníbal (Diego) cantante solista tropical en Polygram en esa época.

¡Gracias por escribir sobre esta novela olvidada por los medios con grandes figuras en su elenco!

Luciana Ruarte

 

BURRA