0

Todo tiene una razón, Los Lamas

Los Lamas tienen nuevo disco y eso significa que la cumbia santafesina tiene nuevo disco, y eso también significa que la música popular tiene nuevo disco. “Todo tiene una razón”, lo último de Ratón Duarte y sus amigos:

los lamas todo tiene una razon

1981. La Trova rosarina está a punto de invadir el país (o sea, Buenos Aires), demostrando que la banda de Los Monos no es tan dañina como te la quieren pintar los medios. Es decir, así como tuvo que batallarla duramente contra Sui Generis, Pappo ya estaba preparando Riff para masacrar a Baglietto y los delicaditos de Serú Girán. Igualmente, el point durante la pre, el transcurso y pos Guerra de Malvinas, son Virus y V8. Y también Los Lamas, por qué no.

Formados en Santa Fe por su líder y cantante, Víctor “El Ratón” Duarte, Los Lamas emergieron en los ’80 como consecuencia del desprendimiento de Los del Bohío. De allí, del emblemático grupo comandado por Juan Carlos Denis, también supo alejarse Juan Carlos “Banana” Mascheroni para dar vida a Los del Fuego.

De esta manera, si no hice mal la cuenta, Los Lamas andan girando hace 35 años en el ámbito de la movida tropical. Parece mucho, pero date cuenta que son más pibitos que Máximo Kirchner.

La otra vez tuve que fumarme la lista completa de los libros que publicó Borges, y sólo por eso, enumeraría la discografía de Los Lamas para que ahora se curtan ustedes. Pero no, sólo mencionaré los puntos altos de la carrera de la banda, basándome en las tapas de sus álbums: “Corazón de fiesta (1981), “Los Lamas” (1983), “Una puerta sin luz” (1987), “Odiame” (1989), “Grandes éxitos” (1996),  “Esa mujer” (2002) y “Un sentimiento” (2004).

Pues bien, demostrando su vigencia, Los Lamas lanzaron a fines del año pasado su última placa: “Todo tiene una razón”. ¿Usted quiere saber de qué trata esta nueva aventura del experimentado combo santafesino?, allá vamos.

El disco arranca inmejorablemente con Tú no sabes, un hitazo. La parte del “Tú no sabes cuánto yo esperé este momento para estar con vos” eriza la piel. Es ir ganando 1-0 desde el vestuario, con la voz ejercitada del Ratón Duarte, y el estilo característico de cumbia santafesina con guitarra principal al frente.

Sigue con Por mil noches, el primer cover de Airbag. Tiene la constancia propia de un tema que quiere ahogar tus sentimientos y casi no darte respiro. Solo de violita re sublime porque el acordeón puede esperar.

Si no estás, tercer track. Parece que pinta fiesta de la mano de Joel y Brian. No te quiero enamorar ni aburrirte, pero esas seis cuerdas ejecutadas por Sergio “Lobo” Gorosito son una delicia. Tan rica.

Completando la primera parte del álbum, suenan Decidiste dejarme (Caribeñismo, bajón. Mexicanos for export. Cortina de Fatmagül o alguna de esas novelas falopas), Incomparable (Abel Pintos. Sirve para gederla), y Sólo aquí (Otra de los hermanos Sardelli, puesto número uno en todos los charts de habla hispana. Desdicha por doquier, momento drama queen pero con ritmo pujante).

Lo genial de Los Lamas es que se adaptan a cualquier estilo de música a la hora de coverear, y no practican discriminación alguna si se trata de homenajes. Son como Iorio versión solista. Pasan los gobiernos, quedan los artistas.

Porque te amo es una canción melosa compuesta por la factoría Lamas; firmada por el trinomio Tony Duarte / Ferchu Rodríguez / Alex Estigarribia. Dulzura a pleno, contención: “No tengas miedo, toma mi mano, no dudes nunca de este amor”.

Antes del final, tres covers más: Pasos al costado (Sí, la de cancha. Épico), Árbol sin hojas (Dread Mar-I, onda que re desapareció el furor del chabón. Cumbita bien sabrosa y tropicalona, de esas que le caben al Perro Serrano de Los Decadentes), y Lluvia de fuego (Poggy Almendra. Te la debo, amigo. Aires al Paz Martínez).

Loquito por tí, otro tema propio de la banda. Tiene sabor a rola de relleno, con todo el respeto del mundo hacia Su Majestad Lobo Gorosito. O sea, lo digo cómodo tomándome un whiscola, pero por lo menos así lo veo yo.

Sólo con decirte ‘guapa’, por su parte, oficia de cierre movidito. La canción pertenece a El Arrebato, y no estamos hablando del grupo cumbiero argento. Se trata de un gallego que hace flamenco, rumba, y demás abominaciones ibéricas. Es lo que mencionábamos antes: Los Lamas generan un puente musical a su modo, uniendo distintas facetas artísticas que demuestran una inquietud en el oído del conjunto santafesino.

1981-2016, siempre es hoy. Lo último de Los Lamas, “Todo tiene una razón”, son 37 minutos y 12 segundos de vitalidad, vigencia, profesionalismo, respeto. Nos enseña que nunca es tarde para reconocer a nuestros próceres, a valorar. A volar. Y a rockear, mi amor.

Federico Durán

 

BURRA